Archivo de la categoría: Vinos rosados

Copas para vino rosado

Copas para vino rosado: elección correcta

La temperatura, el corcho o la añada son muchos de los factores que deben tenerse en cuenta a la hora de disfrutar de un buen vino. Factores entre los que se encuentra también el tipo de copa en la que lo degustamos. Se trata de un elemento al que no siempre prestamos la debida atención, pero lo cierto es una elección inadecuad puede influr considerablemente en la percepción de los diferentes vinos. Aún así, muchas veces existe un gran desconocimiento sobre cómo debe ser la copa y los requisitos que debe cumplir en función del tipo de vino que vayamos a disfrutar.
Sigue leyendo

Bodegas Portia

Bodegas Portia: Historia y sus vinos

La familia Faustino comenzó su trayectoria en el mundo del vino en la comarca vinícola de la Ribera del Duero en la década de los 90, cuando adquirió las tierras que hoy posee, cuidadosamente seleccionadas tanto pos su situación como por las excelentes cualidades del suelo. En las zonas de Roa, Gumiel de Izán, Gumiel de Mercado y Villanueva. Es aquí donde plantaron viñedos de la variedad Tinta del País y que, después de unos años de conformación, darían lugar a su primer vino, Portia 2003. Un esfuerzo que se vería premiado con el galardón de la Medalla de Oro al Mejor Tempranillo del Mundo.
Sigue leyendo

Copas de champagane: tipos y cómo elegirlas

Copas de champagne: tipos y selección

Una de las preguntas que nos hacen con más frecuencia es: ¿cuál es la mejor copa para beber champagne? Aunque la copa pompadour sea más atractiva y la copa de flauta sea la más habitual en los establecimientos que sirven esta bebida, lo cierto es que la copa tulipán es la más adecuada para captar todo el sabor y los aromas de las bebidas espumosas, como el champagne, el cava o el prosecco. No obstante, si vamos a servirlo muy frío, la copa de flauta también es perfecta.

Este tipo de bebidas presentan una elevada concentración carbónica, por lo que deben reunir una serie de características para poder mantener la temperatura, evitar que las burbujas se escapen y destilar su buqué a un ritmo constante. Si la destliación se produce demasiado rápido, el aroma se pierde. Por esta razón, aunque no tengamos una copa tulipán, al menos, debemos asegurarnos de que está realizada en cristal fino sin tallar y de que el color es transparente.

Sigue leyendo